Persianas, la solución que vino de Persia

94 436 30 06
Persianas, la solución que vino de Persia

Mientras esperamos las reparaciones de persianas en Bizkaia nos damos cuenta de la gran utilidad que tienen las mismas y como nos permiten disfrutar al máximo de la luz del exterior, pudiendo modularla y conseguir que entre justo la que queremos. Algo tan útil parecería que lleva siglos con nosotros y, sin embargo, no es así, ya que las primeras persianas no llegaron a España, entrando por San Sebastián desde Francia, hasta finales del siglo XVIII, cuando artesanos persas comenzaron a realizarlas en el país vecino.

Un mecanismo tan simple que con pequeñas reparaciones de persianas en Bizkaia nos permite alargar hasta el infinito su vida útil y que se construyó por primera vez en la época del gran Imperio Persa, que puso contra las cuerdas a los griegos en la Edad Antigua. Quizá por considerarse enemigos de Europa durante milenios, los descubrimientos persas tardaron tanto en llegar al continente y en España tuvimos que contentarnos con las contraventanas, un invento que no tiene tantas posibilidades como la persiana sino que solo permite dos opciones: abierta o cerrada.

Sin embargo, persianas como las de Persianas Muñoz Castillo, S. L. permiten establecer la cantidad exacta de luz que queremos y oscurecer fácilmente una habitación durante el día si, por ejemplo, necesitamos dormir o trabajamos en turno de noche.

Curiosamente, este gran invento persa no ha tenido mucho éxito en Europa más allá que en nuestro país, en el resto se siguen usando contraventanas, cortinas o nada, como es habitual en Escandinavia para aprovechar al máximo la luz solar.